Coronación

Muy Ilustre, Antigua y Venerable Hermandad y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Coronación de Espinas, María Santísima de la Paz en su Mayor Aflicción y San Juan Bautista.

Sede Canónica

 
 
sede 1

En el corazón del antiguo barrio de la Albarizuela junto a donde estuvo emplazado el viejo cementerio judío, se encuentra la popular capilla del Refugio de Ntra. Sra. de los Desamparados. Fue erigida por la hermandad de la Santa Misericordia y Nuestra Señora del Refugio sobre el solar de otra capilla de 1604. La construcción de la actual se inició en 1649 bajo el patronato de la familia Villacreces y duró hasta 1690. Dada su proximidad con el Matadero Municipal hubo una vinculación a partir de 1896 entre los operarios del mismo y la capilla, donde celebraron alguno de sus actos religiosos. Esta capilla desde que abandonó su primitiva función benéfica tenía muy poco culto y solo muy ocasionalmente se celebraba algún acto religioso en ella. A finales del siglo XIX el culto fue languideciendo hasta que se cerró.

Cuando se crea la Parroquia de San Pedro y los Descalzos, en 1911, la capilla estaba cerrada, aunque tenía un capellán designado en la persona del sacerdote Don Antonio Romero Morales para cultos puntuales y de esta forma permanece hasta que en 1925 se hace cargo de ella la Hermandad de la Coronación, establece aquí su sede canónica y la abre asiduamente al culto no solo para celebrar los actos propios sino, también, para la Santa Misa de cada domingo y día de precepto.

La Hermandad de la Coronación y Nuestra Señora de la Mayor Aflicción se encontraba en una situación delicada en la Colegial tras verse obligada a abandonar su sede de la iglesia de San Agustín por su cierre y posterior derribo.

El párroco de San Pedro, don Domingo García, vería con agrado este traslado de la Hermandad a la capilla de los Desamparados, no solo por haber conseguido su donación por parte de la familia Villacreces a una asociación de culto que se veía revitalizada con esta nueva sede sino, también, por las importantes obras que acometieron en el templo y, principalmente, por las posibilidades que ofrecía su apertura para este sector de la feligresía.

Don Domingo se integró plenamente en las labores de reorganización de la Hermandad, celebrando funciones solemnes y presidiendo cada año la procesión. En la solemne Junta de reorganización celebrada a las once de la mañana del domingo 15 de marzo de 1925, por primera vez en esta nueva sede, fue nombrado el párroco de San Pedro Presidente nato de la Hermandad, posteriormente ocuparía el cargo de capellán Don Ángel Melgar Salgado y D. José María Rodríguez Sánchez, ambos canónigos de la R. e I.I. Colegial.

La capilla de los Desamparados, desde entonces, nunca ha dejado de pertenecer a la Parroquia de San Pedro y como dato curioso hemos de anotar que, recientemente, en noviembre de 2008 esta capilla ejerció de parroquia tras el cierre del templo de San Pedro para su remozamiento.

sede 2